Good Vibrations

Prueba de las Telecaster Classic Vibe Custom & Thinline de Squier

El lector de AudioFanzine ya conoce la serie Classic Vibe, las primeras guitarras ya fueron probadas en nuestras páginas hace algunos meses. A fin de completar la gama, dos nuevas guitarras han llegado: una Telecaster Custom y una Telecaster Thinline. Actualización...

Squier Classic Vibe Telecaster Custom

Si no conoces la serie Classic Vibe, recordamos que el objetivo de Squier es proponer replicas de modelos vintage a precio asequible. Ya hemos visto una Duo-Sonic 50’s, dos Stratocaster (50’s y 60’s), una Telecaster 50’s y dos Precision Bass 50’s y 60’s. En 2010 llegan dos nuevos modelos, en la gama Telecaster Classic Vibe: la Telecaster Custom y la Telecaster Thinline. El precio sigue siendo muy asequible y la fabricación china, ¿pero tendrán las cualidades que nos gustaron tanto en los primeros modelos de la serie? Es lo que vamos a ver ahora...

 

Si ambas guitarras son Telecaster, son, sin embargo, muy distintas por su naturaleza y las maderas utilizadas. Podemos esperar entonces dos instrumentos relativamente distintos y que respondan a expectativas diferentes.

 

Empezamos con la Telecaster Custom...

 

Como antes


 

Squier Classic Vibe Telecaster Custom

Al salir de la caja, encontramos una Telecaster con un lindo acabado Sunburst de 3 tonos y un cuerpo bordeado por un doble binding, como es la regla en un modelo Custom. Es actualmente el único acabado disponible, si quieres una Telecaster de color crema, tendrás que mirar la Telecaster 50’s de la misma serie Classic Vibe. Mirando más de cerca la Telecaster Custom, los detalles no engañan y confirman que si estamos frente a una guitarra vintage, que intenta reproducir los modelos de antaño, Squier utiliza un barniz brillante tintado vintage en el mástil, un golpeador de 3 chapas blanco con reflejos verdes y clavijas a la antigua en baño de aceite.

 

El cuerpo del instrumento es de aliso con un barniz de poliéster, mientras que el mástil de una pieza de arce tiene un perfil en forma de C y un barniz similar al del cuerpo. El diapasón es de palisandro con 21 trastes jumbo e incrustaciones perloides. El radio es de 241mm, un estándar moderno. El cuerpo y el mástil se unen con una placa metálica estampillada Squier y cuatro tornillos. La anchura del mástil al nivel de la cejuela, la cual es de hueso sintético, es de 41,3mm y la escala del instrumento de 648mm.

 

 

Squier Classic Vibe Telecaster Custom

En lo que va del herraje, todas las piezas son cromadas, con clavijas vintage y un puente de 3 silletas ajustables, old school también. Las cuerdas atraviesan el cuerpo de un lado a otro y están los dos clásicos potes cromados que controlan el volumen y la tonalidad de las pastillas. Un selector de tres posiciones permite activar la pastilla del mástil, la del puente o ambas. Estas pastillas tienen imanes Alnico V y son de bobina simple “Custom Vintage Style” Squier. Por último, la guitarra se entregó con cuerdas Fender Super 250L con una tensión de 09-42.

 

El acabado del instrumento es muy bueno y la guitarra tiene muy buena pinta. El modelo que recibimos mereciera un pequeño arreglo y una tensión de las cuerdas más alta (10-46). El puente de 3 silletas no es el más preciso que hayamos visto y las clavijas quizá se desgasten después de algunos meses o años de uso. Quizá fuese juicioso cambiar el puente por un modelo de 6 silletas y las clavijas por otras más estables y precisas. El vintage tiene algo atractivo pero no todas las ventajas y la inversión no sería algo inútil. El instrumento sí es agradable de tocar, el cuerpo tiene un buen balance y el mástil es cómodo. A pesar de las clavijas vintage, la Telecaster no se ha desafinado tanto durante las tomas sonoras, un punto muy bueno.

 

A probar la Thinline ahora...

 

Cavada


 

Squier Classic Vibe Telecaster Thinline

La Thinline es una Telecaster algo particular, porque una parte de su cuerpo está cavada. Este último es de caoba y tiene una “f”. La guitarra es así mucha más ligera que su colega y es muy agradable de manejar. El único acabado disponible es natura, para un aspecto muy simpático, tanto bruto como refinado. El barniz es similar al de la Custom, de poliéster. El mástil, de una pieza de arce, tiene un perfil en forma de C, incrustaciones en forma de punto de color negro y un barniz de poliéster. Se diferencia del de la Custom por un diapasón de arce, el resto es similar: 21 trastes jumbo, un radio de 241mm, anchura al nivel de la cejuela de 41,3mm y una escala de 648mm. Toma nota que el barniz de la Thinline es más blanco que en la Custom (más amarillo).

 

El herraje es cromado y el golpeador en el estilo Thinline es de 3 chapas de color blanco perloide que contrasta con el aspecto bruto de la caoba. Las pastillas, la cejuela, la placa de unión cuerpo/mástil, el puente, las clavijas y los potenciómetros son los mismos que en la Custom. Las diferencias principales residen entonces en la luthería: un cuerpo cavado de caoba contra un cuerpo lleno de aliso, y un diapasón de arce frente a una de palisandro.

 

Las sensaciones son tan buenas que en las Custom, con una pequeña ventaja en escena: la Thinline es realmente ligera, las espaldas frágiles apreciarán.

 

¡A enchufar!

 

 

Squier Classic Vibe Telecaster Thinline

Para probar las guitarras, las conectamos a dos amplificadores de tubos distintos: una cabeza Jet City JCA20H y un combo Black Star HT Club 40. Para la toma sonora, hemos utilizado el Two Notes Torpedo, simulador de altavoz y micro de convolución. Hemos usado un impulso de altavoz 4x12 vintage y un micro de cinta para los sonidos saturado y un impulso de altavoz 1x12 y un micro estático de gran membrana para los sonidos claros. Los ajustes son similares en ambas guitarras.

 

Resultado:

 

 

Custom manche crunch jet city
00:0000:27
  • Custom manche crunch jet city00:27
  • Custom chevalet sature jet city00:13
  • Custom manche+chevalet clair blackstar00:24
  • Custom chevalet clair blackstar00:11

 


Squier Classic Vibe Telecaster Custom

Thinline manche crunch jet city
00:0000:24
  • Thinline manche crunch jet city00:24
  • Thinline chevalet sature jet city00:13
  • Thinline manche+chevalet clair blackstar00:31
  • Thinline chevalet clair blackstar00:12

 

 

 

Squier Classic Vibe Telecaster Custom

 

 

Sin duda ninguna, son Telecaster. No enchufados, ya sonaban con un buen balance, y si las guitarras tienen una luthería distintas, una vez conectadas, los sonidos son relativamente parecidos. La Thinline, sin embargo, tiene un sonido ligeramente más ligero y tiende a resonar más, mientras que la Custom suena un poco más cálido y redondo. Por supuesto, ninguna es mejor que la otra, y como el aspecto físico, será una cuestión de gusto. Las pastillas no son excepcionales, pero convienen perfectamente, visto el precio (menos de 400€). Notamos también que el blindaje no es perfecto y las guitarras suelen ser bastante ruidosas si subes el pote de ganancia en el ampli. Si bricolas un poco, podrás actualizar tu Telecaster con un puente más preciso, clavijas más estables, un buen blindaje, y mejores pastillas. Con el tiempo suele valer la pena, aun si las guitarras son buenas tal cual. El sonido crunch en el ampli Jet City no ha sorprendido y demuestra que estas Classic Vibe sí tienen muchas agallas.

 

 

 

 

Conclusión


 

Squier Classic Vibe Telecaster Thinline

Squier completa su gama Classic Vibe y así visita de nuevo modelos de antaño, con precios asequibles para nuestra gran felicidad. Ambas Telecaster son instrumentos de calidad y suenan muy bien, a menos de 400€. Evidentemente, uno podrá quejarse del herraje y del arreglo, pero no es nada insalvable. El comprador podrá mejorar su guitarra al menor precio, cambiando, a largo plazo, las piezas que podrán desgastarse. Mientras tanto, las Telecaster Custom y Thinline cumplen con el contrato sin fallo e interesarán a los guitarristas no muy adinerados que quieran comprarse una Telecaster de carácter o a los mañosos que quieran adquirir una guitarra con un potencial enorme.

 

 

  • Calidad de los acabados
  • Relación calidad/precio
  • Luthería perfecta
  • Guitarras de carácter

 

 

 

  • Pastillas un tanto ruidosas
  • Herraje regular