Pioneer toma el control del tractor

Prueba de la Pioneer DJM-T1

Pioneer sigue desarrollando su gama de productos certificados para Traktor, el famoso programa de Native Instruments, y nos propone una mesa de mezcla de dos vías equipada con funciones de control diseñadas específicamente para la nueva función del software Traktor Scratch 2.0.

El concepto

Pioneer DJM-T1

Para empezar este banco de prueba, voy a explicar el concepto de la DJM-T1. Imagina simplemente que Pioneer agrupó en el mismo aparato una mesa de mezcla de dos vías con muy buenas prestaciones, con un crossfader que permite scratchear sin problema, una tarjeta de sonido, la última versión del famoso programa Traktor Scratch Duo 2.0 y un controlador dedicado a Traktor que permite gestionar la navegación en el software, los hot cue, los efectos, las muestras... y todas las funcionalidades propuestas por Traktor. En resumen, controlas la totalidad de Traktor con el mezclador sin tocar la computadora.

Antes de descubrir las posibilidades reales de la DJM-T1, procederé a una rápida descripción de la mesa para pasar rápidamente a la parte que nos interesa aquí, es decir el uso de Traktor con la superficie de control dedicada.

Descripción rápida del material

Una vez sacada la mezcladora de su caja, uno se da rápidamente cuenta de que tiene aquí un material serio, el contrario sería sorprendente por parte de una compañía como Pioneer, cuyos productos tienen una calidad incuestionable desde hace décadas. Las medidas bastante compactas (265 x 403 x 108mm) de la máquina convendrán perfectamente a los DJ técnicos a quienes les gustan el scratch y el beatjugling.

Pioneer DJM-T1

Empezamos la descripción por los paneles frontal y posterior.

En el panel posterior se encuentran todas les entradas y salidas clásicas en este tipo de mesas de mezcla: dos salidas Master en RCA y XLR y una salida Booth en jack para los monitores. Se encuentran en ambas vías las famosas entradas Phono/Line para poder conectar tocadiscos o reproductores de CD. Terminamos con la alimentación y un puerto USB para conectar la mesa a la computadora.

En el panel frontal, Pioneer tuvo la buena idea de instalar una entrada auxiliar para conectar un reproductor adicional, lo que facilita mucho su instalación. La mayoría del tiempo, estas tomas se ubican detrás del aparato, algo que no facilita su acceso. Además, se acompaña esta entrada con botones de ajustes del volumen y de la ecualización. También encontramos una entrada de micro, la entrada de auriculares y el ajuste de la curva del crossfader.

Veamos ahora a la parte central de la mesa:

Pioneer DJM-T1

El crossfader de la DJM-T1 beneficia de una estructura magnética exclusiva desarrollada por Pioneer, la cual le asegura una longevidad extrema. Es suficientemente flexible para poder scratchear sin dificultad ninguna. Por cierto, lamentamos que los faders, que a mí me parecen algo rígidos, no tengan la misma calidad que el crossfader.

Los faders y el crossfader están equipados con el mecanismo P-LOCK de Pioneer, el cual asegura que no se desprendan, hasta en los momentos más “calientes” de tu actuación (los DJs que ya perdieron su crossfader en la mitad de su rutina saben de qué estoy hablando).

Pioneer DJM-T1

Por lo demás, todo es muy común, con los botones de ajuste de la ganancia, un ecualizador de tres bandas en cada canal, además de la zona dedicada al nivel de los auriculares.

Pero lo que más nos interesa en este banco de prueba es el panel de comandos dedicado al programa Traktor, saltamos entonces directamente a su estudio. Para obtener más información acerca del material, te dejo consultar la ficha técnica disponible en el sitio internet de Pioneer.

DJM-T1 y Traktor: los inseparables

No se puede probar la DJM-T1 sin echarle un vistazo a la nueva versión de Traktor, porque la mesa de mezcla fue estudia para facilitar el uso de este último. Iría incluso aún más lejos diciendo que el uso de la DJM-T1 no presenta un gran interés sin el software.

La máquina desarrollada por Pioneer es totalmente compatible con el famoso programa de Native Instruments. Uno sólo necesita conectar la mezcladora a la computadora, mediante un simple cable USB, instalar el programa y disfrutar plenamente de todas las funciones de Traktor.

Pioneer DJM-T1

La mesa de mezclas, por supuesto, se vende con el CD de instalación de Traktor Scratch Duo 2.0, y con los vinilos o CD Control que permiten scratchear las canciones que quieras.

Todo en la superficie de control está ubicado de forma inteligente, puedes explorar la biblioteca con la rueda ubicada en la parte superior de la mesa y asignar la canción seleccionada a uno o el otro plato con los botones con LED A y B.

Pioneer DJM-T1

Tendrás la posibilidad de pilotar los ocho Hot Cue, cuatro por plato virtual, con un simple pulsar el botón dedicado, y activar bucles o sonidos gracias al sampler integrado a la nueva versión de Traktor.

La DJM-T1 también permite controlar los 6 diferentes efectos incluidos en el software. Encontrarás los efectos habituales de Pioneer, como el Flanger, el Delay, la Reverb...

La innovación más destacable del nuevo programa de Native Instruments es la posibilidad de utilizar un sampler además de los platos virtuales. Podrás así reproducir simultáneamente cuatro muestras por plato, o sea no menos de ocho bucles o muestras en el mismo tiempo, algo que abre posibilidades casi infinitas para pinchar.

Pioneer DJM-T1

Por último, Pioneer instaló dos teclas Play / Stop que pueden resultar útiles en caso de problemas de funcionamiento de los platos.

La tecla Quantize ubicada arriba a la izquierda de la máquina funciona como una varita mágica y pone al compás todos los bucles, muestras, efectos, con respecto al BPM de la canción en curso de reproducción.

Las teclas Sync ubicada encima del vúmetro permiten sincronizar el tempo de dos canciones sin que tengas que tocar el pitch del plato. Pero cuidado, no abuses de esta función, porque el día que pinches en un club con otro material, se puede que tengas problemas para mezclar correctamente dos canciones.

Pioneer DJM-T1

Termino con la tecla que Shift funciona como en nuestras viejas calculadoras y permite acceder a funciones bis de algunas teclas. Por ejemplo, para eliminar un Hot Cue, habrá que pulsar la tecla Shift y pulsar el botón del Punto Cue que quieras borrar.

En resumen, todo lo que se puede hacer con el software se controla desde la mezcladora. Podrás muestrear en vivo y volver a reproducir la muestras instantáneamente, podrás  combinar los tres efectos a la vez y reproducir simultáneamente hasta ocho bucles. El único límite aquí es tu creatividad.

¿Para quién y a qué precio?

El precio relativamente alto de la DJM-T1 (aproximadamente 1500€) hace que este producto se dirige ante todo a los DJs profesionales, pero no olvides que no es una simple mezcladora y que el producto combina una tarjeta de sonido de muy buena calidad, con un controlador dedicado al programa Traktor y el mismo software que, si se tuviera que comprar solo, cuesta unos 500€. Al final se justifica, aunque los principiantes optarán por un sistema menos costoso.

Para ir más lejos, pienso que esta mesa de mezcla se destina principalmente a los DJ que tienen un enfoque técnico en su trabajo. Es ideal para crear una multitud de rutinas, que sea para scratchear o para el beatjugling.

Los DJs que no manejan bien las diferentes técnicas del DJing no se sentirán despistados, porque el aprendizaje es casi inmediato y la perfecta ergonomía de la mesa de mezcla les hará disfrutar plenamente las posibilidades ofrecidas por Traktor. Soy el ejemplo perfecto, porque no conocía el software (utilizo el sistema Serato) y después de una horita lo conocía perfectamente.

Por último, porque la DJM-T1 se dedica plenamente al uso de Traktor, la recomiendo a los DJs que ya utilizan el programa de Native Instruments o que tienen la intención de utilizarlo. Sino, pierde su interés.

Conclusión

En conclusión, Pioneer, con su DJM-T1, entra por la puerta grande en el mundo de las mesas de mezclas con software integrados y se presenta como un competente serio, en particular frente a la TTM57 SL de Rane que funciona con Serato.

Con un producto sencillo y elegante, Pioneer cumple perfectamente con su misión y nos hace beneficiar al máximo de las nuevas funcionalidades de la versión 2.0 de Traktor Scratch Duo. No hay nada superfluo en esta mezcladora y todos los comandos están exactamente donde los DJs quieran y esperen que estén. La DJM-T1 casi es un producto sin falta.

Puntos fuertes

  • El acabado
  • El uso sencillo
  • Crossfader con buenas prestaciones para scratchear
  • Buena integración con Traktor

Puntos débiles

  • Los faders algo rígidos
  • Menos interesante sin Traktor