Realizar una sesión vocal - Parte 1

Cómo grabar a un(a) cantante en su estudio

A primera vista, dirigir a un(a) cantante durante sesiones de grabación parece bastante sencillo. Sin embargo, para lograr buenos resultados, no sólo se necesitan habilidades técnicas sino que también se debe hacer todo lo posible para que el cantante dé lo mejor de si mismo. En la primera parte de este artículo (que contiene dos), enfocaremos en el aspecto técnico antes de pasar a la realización en la segunda parte.

Micrófonos, preamplis y más

Para grabar voces, se usa generalmente un micrófono electrostático de gran diafragma.

Elige tu mejor micro para la voz, preferentemente un micro electrostático (de condensador) de gran diafragma, y conéctalo a tu mejor preampli.

Coloca un filtro anti-pop frente al micro (mínimo a 2.5 cm de la cápsula) para atenuar las consonantes oclusivas como las “p” y las “b” en la grabación. En general, se le pide al cantante* que se coloque a unos diez centímetros del filtro anti-pop. la proximidad del cantante proporciona un sonido con mayor presencia, es decir más directo y con menos reflexiones del recinto. Con micrófonos cardioides, es decir la mayor parte de los micros para canto, excepto los de cinta, uno beneficia así del efecto de proximidad que amplifica aún más los graves. Cuando el cantante se acerca a la cápsula, la voz suena más amplia que en la realidad.

Si tienes varios micros de buena calidad, elige el modelo que, según tu opinión, le conviene mejor a la voz del cantante. Si fuese necesario, compara el sonido de los micros con la voz del cantante, pero hazlo de tal manera que esta prueba sea rápida para no cansar al cantante antes de iniciar la grabación.

Niveles y retornos

Cuando ajustes los niveles, comprueba que el cantante esté instalado en el sitio correcto y que cante tan alto como cuando grabe la canción. Si utilizas una DAW (estación de trabajo de audio digital) o una grabadora digital a 24 bits, ajusta la ganancia como para guardar una reserva de entre 10 y 15 dB (la diferencia entre el pico más alto y el 0 dB). Así no corres el riesgo de que la distorsión arruine una buena toma. Con una gran reserva de nivel, no se necesitará comprimir la fuente para limitar los niveles y la grabación sonará aún más natural.

Para obtener los mejores resultados possibles, comprueba que la mezcla en los auriculares sea adaptada para el cantante.

Una de las claves del éxito es hacer todo lo posible para que el cantante se sienta bien, lo que pasa, entre otros, por una escucha con auriculares que ofrece una mezcla equilibrada de la voz y de la música. Antes de empezar la sesión, haz una pre-mezcla rápida, envíala a los auriculares del cantante para que la pruebe y ajústala de nuevo si lo pide. Recuerda que el objetivo es que el cantante se sienta lo mejor posible cuando grabe su voz. Notarás que a muchos cantantes les gusta que la voz esté más alta que el resto de la música. 

En la grabadora, elige un tamaño de buffer tan baja como sea posible o utiliza las funciones de monitoreo directo de tu interfaz de audio si existe. Una latencia perceptible perturbará el timing del cantante.

Si lo permite tu sistema, añádele una reverb de tipo “hall” o “plate” a la voz en los auriculares (¡pero no grabes esta reverb!) para que suene de modo menos directo, algo que le puede dar más confianza al cantante — bueno, si le gusta la reverb, por supuesto.

En la segunda parte, haremos nuestro posible para que el cantante dé lo mejor de si mismo.

 

*NdT: por razones de comodidad, en estos artículos “cantante” se refiere tanto a un como a una cantante.