El Punto G de la Harmonía

Prueba del Harmony-G de TC Helicon

Después de haber encantado los cantantes con sus pedales VoiceTone, TC Helicon intenta seducir los guitarristas/cantantes con un pedal capaz de simular harmonías vocales que siguen sus voces y guitarras. Tan extraordinario como pueda parecer en teoría, ¿puede el Harmony G cumplir sus promesas en practica? Es lo que vamos a ver en esta prueba...


Ya no te sentirás tan solo...

 

Obtener harmonías vocales en concierto siempre ha sido algo relativamente complicado. Un desequilibrio entre los altavoces principales y los de monitoring y, muy a menudo, las voces se desafinan, lo que le pondrá los nervios de punta a cualquier auditorio. ¡Pero hay situaciones peores! ¿Cómo logras tener harmonías vocales cuando estas solo en el escenario? Aun si tienes el talento mas grande y la mejor determinación del mundo, tu voz es monofónica. Afortunadamente, TC-Helicon pensaba en los guitarristas/cantantes y los pianistas/cantantes cuando ha creado dos pedales que los permite, como por arte de magia, acompañarse con dos cantantes virtuales que saben de memoria el set de canciones. ¿Pero cómo es posible? Simple : el pedal, gracias a la guitarra o al teclado conectados al aparato, sigue la progresión de los acordes, la analiza y calcula las harmonías vocales que acompañan la voz. Es, más o menos, la idea detrás del Harmony-G (para guitarras) y Harmony-M (para MIDI, el teclado se conecta vía MIDI). ¿Suena tentador, no? Porque soy una entusiasta de las seis cuerdas, he elegido naturalmente el modelo Harmony-G para realizar esta prueba.

Y abrí con ilusión la linda caja con el logo de TC-Helicon...


En la caja abierta....


Como de costumbre con esta marca, el paquete se ve perfecto. Tiene buena pinta y no falta nada. El manual es completo y dividido en dos partes : para principiantes y usuarios de nivel avanzado. Pero, aseguro que el aparato es fácil de usar y casi todos mi compañeros lograron entender las funciones principales en pocos minutos (no sin dificultades para algunos, siempre las mismas).

A primera vista, no hay duda de que tenemos aquí un producto de calidad ; los detalles no mienten : es robusto, pesa bastante para un pedal de este tamaño (720 gramos), la almohadilla de goma tiene firmemente en su lugar. Los dos botones de cambio están hechos para resistir a las patadas de los músicos más salvajes y los potenciometros son sólidos pero se giran fácilmente sin ser demasiado flojos. Las LEDs se ven de lejos y las conexiones XLR y Jack en la parte posterior del pedal parecen resistentes. En resumen, todo bueno en cuanto a la calidad de construcción.

En lo que va de las conexiones, hay una entrada jack para la guitarra, un “through” para mandar la señal desde la guitarra hasta tu ampli favorito, una entrada XLR para micrófono, dos salidas paramétricas XLR, y por supuesto a ranura para enchufar el adaptador de potencia. No lo puedes evitar, el pedal no funciona con baterías.

Ahora vamos a ver como funciona....


Características y funciones


Después de haber conectado todo, la primera cosa que se debe de hacer es ajustar el nivel de entrada de la voz con en dial “Input” ubicado en la parte superior izquierda del pedal. Un LED rojo se encenderá si clipeas la entrada. El dial “Guitar” te permite hacer rápidañente una prueba de sonido de la guitarra y de la voz, nota que también existe un modo “auto” cuando está en posición 12 horas ; en este caso el pedal arreglará automáticamente el nivel de sonido en tiempo real. ¡Muy práctico cuando no está el ingeniero de sonido! A la derecha de todo esto el dial ”FX” ajusta el nivel de los efectos (por ejemplo, para ponerle más o menos reverb a la señal). Y finalmente, un dial “Harmony” ajusta el nivel de harmonía vocal generado por el pedal.

Un botón “Tone” activa tres efectos diferentes que se aplicarán a la voz : una compresión adaptiva, un de-esser y una ecualización. Sirve a darle más volumen a la voz y sonar mejor sin preocuparse por las configuraciones, una función conveniente para las personas que tienen alergia a la edición de efectos, y funciona bastante bien...

El botón “Preset” permite elegir el numero de presets (hay 5, con un A y B para cada uno de ellos) y otro botón te permite entrar en el modo manual. Este modo es útil cuando la guitarra toca harmonías complejas ; el Harmony G puede tener dificultades para detectar la tonalidad de la canción. En este caso, selecciona el modo manual, presiona ambos footswitches, toca un Do si la tonalidad de la canción está en Do, y el pedal se queda bloqueado en esta tonalidad. Se pueden guardar hasta 3 tonalidades, el pedal elegirá automáticamente el tono apropiado.

El boton “Doble” permite doblar tu voz con... tu voz, como si tu gemelo estuviera cantando las mismas notas que tu. Es practico para hacer tu voz mas densa y darle un aspecto mas potente. El boton FX te deja elegir entre 6 efectos integrados : Hall, Room, un eco, un slap echo, una combinacion de delay y reverb y SFX (un flanger).


En Uso


Este pedal es bastante efectivo y de aprendizaje muy rápido. Efectivamente, para el uso básico, las funciones del Harmony G son muy intuitivas y dan resultados rápidos y convincentes. No obstante, el usuario tendrá que adentrarse al manual para las funciones más avanzadas. Es posible configurar los efectos, elegir tonalidades alternativas, añadir un efecto “desafinado” a la guitarra, y cambiar el número de presets (3 a 10). Es práctico para adaptar el Harmony G a tus necesidades y evitar confusiones durante un concierto. Por último, se pueden desactivar los modos de mezcla automáticos para la voz, las harmonías y los efectos y dejar tu ingeniero de sonido manejarlos. Así tienes en un lado la voz lead sin ningún efecto y en el otro lado las harmonías vocales con los efectos. Y como la guinda al pastel, se pueden usar tonalidades diferentes de las 440Hz comunes simplemente por apuntar el micrófono conectado al pedal hacia el instrumento que toca la nota. ¡Es útil cuando tocas con un instrumento afinado en una tonalidad rara!

Hay, sin embargo, algunos detalles que no son muy prácticos : para usar el modo manual, tienes que apretar el botón “Manual” (todo va bien hasta de momento), luego apretar ambos footswitches juntos, antes de tocar el acorde en la tonalidad que quieres. No es fácil conseguirlo debido a la distancia entre los dos footswitches, ¡incluso cuando calzas un 45! Además, no se puede guardar, en las configuraciones de los preset, los ajustes de guitarra/voz, ni los niveles de las harmonías y de los efectos. Es una pena y te obliga a cambiar los ajustes del pedal manualmente entre las canciones...


El Sonido


La calidad de los efectos embarcados es irreprochable y la reverb es perfecta para una configuración en vivo. La configuración del “Tono” también es muy efectiva, con su compresión, su de-esser y su ecualización que hacen su trabajo en la mayoría de los casos. En lo que va del preamp, tiene una reserva de gain más que satisfactoria y una calidad de sonido muy respetable : las voces son claras y precisas. La entrada de alta impedancia también es de primera clase y suena muy bien, incluso con un preamp “barato” o un piezo en la guitarra. En resumen, este pedal es una pequeña caja mágica que hace sonar todo lo que recibe sin lío. El Harmony G surtirá definitivamente efecto en el auditorio cuando se active. El pié del cantante/guitarrista tendrá que resistir a la tentación de colocar la voz de su gemelo en todas partes, lo que mataría el efecto de sorpresa. Tal vez sería mejor usarlo de vez en cuando, por ejemplo durante el estribillo. Otro pequeño detalle : no olvides apagar el Harmony G cuando hablas al auditorio entre las canciones, ¡o sonarás como un extraterrestre!

Dos ejemplos aquí : un extracto de una canción de nuestro amigo Robert Zimmermann donde se escucha el pedal cuando se sostiene la nota durante el cambio de Re a La menor. Los diales están en posición 12 horas ; y un segundo ejemplo sonoro. Sugiero una visita al sitio de TC Helicon donde hay muy buenas demostraciones en vídeo.


Conclusión


TC Helicon da un nuevo golpe fuerte con este pedal que deja un cantante/guitarrista tener dos cantantes virtuales bajo sus ordenes. Con sus efectos y su afinador integrados, este pequeño aparato es como una navaja suiza. Sin duda va a atraer a muchos músicos, gracias a la facilidad de uso, la calidad de sonido, la construcción sólida y a las harmonías vocales muy realistas. El Harmony G ofrece también pequeñas funciones bien pensadas (el cambio de tonalidad de referencia o el modo manual) y sus pocos defectos pasan por alto a la luz de la facilidad de uso. ¡Crosby, Still & Nash, tengan cuidado!


  • Harmonías vocales convincentes
  • Preamp de micro muy bueno
  • Efectos de calidad
  • Construcción sólida
  • Alimentación Phantom de 48V
  • Circuito pasando por la guitarra
  • Mezcla automática de la voz y de la guitarra
  • Modo Tonal
  • Afinador integrado
  • Manual


  • El balance de la guitarra, de los niveles de las harmonías y los efectos no se pueden guardar en los presets
  • Necesita un adaptador AC
  • Presionar los switches al mismo tiempo es complicado
  • A veces cuelga cuando se cambia de acorde