Deluxe a precio claro

Prueba de M-Audio BX8a Deluxe

Después de actualizar su gama entera de interfaces audio, M-Audio aspira ahora a actualizar sus monitores, especialmente en pos de sus excelentes monitores EXS66. Estas actualizaciones han dado muy buenos resultados en los pequeños Studiophile AV40, así que vamos a ver lo que pasó con los BX8a, cuya versión Deluxe acaba de salir.
http://audiofanzines.wordpress.com/files/2009/01/01bx8a-back_350.jpg?w=196Los monitores BX8a Deluxe llevan, como lo sugiere su nombre, un boomer de 8”. Este boomer, hecho de Kevlar curvado, está acoplado con un tweeter de seda natural de 1-1/4”, con guía de ondas, para una extensión del rango de frecuencias que va, según el fabricante, de 30Hz hasta 24kHz... En cuanto a la potencia, se dice que estos monitores proporcionan 120 Vatios. Significa que tiene una bi-amplificación de 70 Vatios para el amplificador de graves y 60 Vatios para los agudos, lo que es más que suficiente para monitores nearfield. En lo que va del diseño, nada especial que mencionar. Aún si no son tan originales como los monitores EXS66, el diseño sobre, el acabado negro mate y el pequeño LED azul de alimentación tienen buena pinta. El conjunto bien ajustado y el peso (26,4lb por unidad) completan la sensación de solidez y calidad.

Te podría sorprender un poco la ausencia de funciones en la parte posterior de los monitores. En adición al switch On/Off, el cable de alimentación, y las entradas TRS (jack de 6.35) y XLR para conectar los monitores a tu sistema de audio, sólo hay un potenciómetro de volumen. No hay filtro, ni EQ, no boost : sólo el control de volumen con una posición media que no es serrata. Entonces no es posible ajustar la curva de respuesta para adaptar los monitores al entorno en el cual se van a usar. También debes saber que hay una rejilla de ventilación en la parte posterior del recinto : tendrás que colocarlos a una distancia prudencial de la pared o afectará los graves. Es un defecto que ya estaba presente en los BX8a y que no ha sido corregido en esta versión. En resumen, asegúrate de que tengas suficiente espacio...


En acción


Decidimos escuchar y comparar estos monitores con un par de altavoces de 8” en la misma gama de precios. Elegimos los monitores Prodipe Pro 8, preferidos en los home studios y que, a pesar de un precio 50€ inferior, ofrecen ajustes de las frecuencias altas y un volumen master. La reproducción de las canciones se hace vía Foobar y en formato FLAC (un formato sin perdida de datos en el espectro), mientras un Mindprint TRIO sirve de controlador para saltar de uno al otro.

http://audiofanzines.wordpress.com/files/2009/01/2bx8a-front_350.jpg?w=197El primer fragmento era Time en Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Una vez pasados los relojes y alarmas que abren la canción, la larga sección de percusión permite evaluar la imagen estéreo. Era obvio que los dos pares de monitores estaban en pie de igualdad en este aspecto : todo estaba bien en su lugar en la imagen estéreo. Sin embargo, la introducción de la canción dejaba ver las diferencias entre los monitores, a saber una concentración de los medios con los monitores Prodipe, mientras los BX8a parecían tener bajos y agudos más amplios.

También fue el caso con Billie Jean de Michael Jackson, en la cual los graves son más prominentes en el BX8a. Igual con los agudos, que destacaban las guitarra funky, el hi-hat y la misma voz de Michael.

“Más graves” o “demasiados graves” es la pregunta que surge cuando escuchamos Angel de Massive Attack. En realidad es día y noche cuando comparamos los monitores, tanto que nos preguntamos sí esta parte del espectro no es sobre-compensada en los monitores de M-Audio. Cuando escuchamos la misma canción en los monitores MR8 de Mackie (no utilizados para esta comparación porque son 200€ más caros) confirma que los BX8a tienen demasiados graves, y una vez más echamos de menos la ausencia de un filtro que pueda corregir este problema. En contraste, los agudos suenan mucho mejor que en los Prodipe, especialmente la definición del gain de los platillos, las voces, y se siente que el espectro es más amplio donde, en los Pro 8, parecen ser más estrechos. Todo parece más “sincero” en los monitores BX8a también, gracias a los agudos...

De la introducción al final de Also Sprach Zarathustra de Strauss, los graves de los M-Audio proporcionan timbales dramáticos, cuando son ausentes en los Prodipe. Y cuando entran las cuerdas, la personalidad de ambos monitores realmente sale a la luz : cuando en los Pro 8 se mezclan las cuerdas y los metales, en los BX8a, son más claros y mejor definidos.

Con Walk on the Wild Side de Lou Reed nos hemos centrado en las voces, y aquí, para mí, no hay comparación : los monitores de M-Audio sobrepasan sus competidores, especialmente en los agudos. Es verdad con la voz de Lou Reed y su reverberación. También vale con los coros y el solo de saxófono al final : todo suena más distinto, más aireado y más realista en los monitores de M-Audio. Misma sensación con In a Sentimental Mood de Ella Fitzgerald : la respiración de Ella y los pequeños ruidos que hace con su boca se escuchan mejor en los M-Audio. Se oyen más cosas en estos altavoces y es básicamente lo que uno busca en un par de monitores.


Conclusión


http://audiofanzines.wordpress.com/files/2009/01/3sp_bx8adeluxwhite_350.jpg?w=300De buena factura y con un diseño elegante, los BX8a Deluxe, sin embargo, no son perfectos. Entre la ventilación en la parte posterior y la tendencia a sobre-compensar los graves, no preguntamos por qué no han incluido más que el control de volumen en lo que va de los ajustes. Pero si comparamos con otros altavoces en la misma gama de precio, tienen claramente sus ventajas. Apreciarás particularmente el ancho del espectro, sobre todo los agudos que son muy convincentes. Estos últimos monitores de M-Audio tienen un valor excelente e interesarán probablemente a los que quieren empezar en esta ciencia difícil que es la de mezclar. Es verdad que existen monitores mejores, pero son más caros... hasta mucho más caros.


  • Diseño
  • Los graves, y agudos muy detallados
  • De uso agradable
  • Relación valor/calidad excelente

  • Graves demasiados prominentes
  • Casi no ajustes del sonido